Tratamiento para el TOC

Los protocolos y procedimientos utilizados por Milton, para el tratamiento del TOC, han sido probados con miles de pacientes y están en constante revisión.

En este trastorno podemos encontrar una serie de síntomas en extremo extraños, o locos, incluso para la misma persona que los padece. Desconcertando a psicólogos y psiquiatras, quienes se encuentran imposibilitados de ofrecer un tratamiento breve y efectivo, que corte de raíz el problema.

El paciente termina peregrinando  por distintos tratamientos, ya sea farmacológico o psicológico, obteniendo un alivio mínimo de sus síntomas, o un agravamiento de estos. Razón por la cual muchos profesionales de la salud sostienen erróneamente que el TOC no tiene cura.

Al tratarse de un trastorno grave, debido a que los síntomas pueden llegar a agravarse de tal forma que terminan por invalidar completamente a la persona, el tratamiento tiene que estar a cargo de un psicólogo entrenado en el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo TOC.

Síntomas del TOC

Estos pueden surgir en la infancia, y se caracterizan por la presencia de pensamientos persistentes y conductas ritualizadas, repetitivas, que pretenden disminuir alguna tensión experimentada por el sujeto.

El lavado compulsivo de manos para evitar infectarse o infectar a otros con algún patógeno,  es uno de los tantos síntomas que puede experimentar una persona con TOC.

Resulta característico también la producción de pensamientos magicoides, como por ejemplo, tener que repetir una cantidad de veces una conducta, para evitar que algo catastrófico suceda a un ser querido.

Son muchos los ejemplos, el TOC se manifesta de forma distinta en cada persona, pero en esencia se trata de una sobre producción de pensamientos molestos, u obsesiones y una serie de conductas repetitivas, rituales, o compulsiones.